Come bien para sentirte bien
3 Agosto 2009 – 19:23 | Sin comentarios

Depende de lo que comamos y la manera de hacerlo va a influir en cómo nos sintamos tanto a nivel energético como de estado de ánimo. Una dieta errónea será una de las responsables de …

Leer el artículo completo »
Esoterismo

Misterioso, enigmático. El estudio de las ciencias ocultas y parapsicológicas. Horóscopo.

Salud

Vive mejor tu vida con nuestros consejos médicos. Terapias naturales, medicina alternativa…

Opinión

Ideas, juicios, valoraciones y/o concepto sobre multitud de temas y asuntos cuestionables.

Productos

Artículos y ofertas para satisfacer nuestras necesidades y por qué mejorarán nuestra vida.

Mujer

Secretos de belleza, tendencias, moda… y todo lo que viene y te conviene para estar a la última.

Inicio » Dolencias

Los problemas articulares

Enviado por Marsan Universitas el día 9 Febrero 2010 – 22:28Un comentario

En la actualidad nos encontramos que los problemas de las articulaciones ya no corresponden al proceso general del envejecimiento, sino que debido a situaciones como el estrés, la contaminación, la mala calidad de los alimentos y otros factores como el estado de ánimo y la respiración pueden aparecer problemas articulares en personas cada vez más jóvenes.

Los problemas articularesEs cierto que con el paso de los años el tamaño y la fuerza muscular, la masa y la densidad ósea se reducen. Asimismo, nuestros tendones y ligamentos se vuelven menos elásticos, de manera que resulta más fácil sufrir lesiones por desgaste. Además, todos estamos supeditados a un gran común: la gravedad, la fuerza de atracción que experimentamos cada día y con la que tenemos que convivir y acomodar nuestra estructura corporal para prevenir y evitar futuras lesiones.

Las dos formas más comunes de enfermedades articulares son la osteoartritis o artrosis y la artritis reumatoide…

Osteoartritis o artrosis
Es un deterioro del cartílago y los extremos óseos de la articulación. Normalmente afecta las articulaciones que soportan más peso, como la rodilla, la cadera y la espina dorsal. Se produce un desgaste del cartílago articular, lo que dificulta la marcha y origina deformaciones en dicha articulación. Su proceso suele ser progresivo, pero podemos detenerlo o incluso revertirlo.

Normalmente se observa de forma mayoritaria en personas de edad avanzada, aunque cada vez vemos más casos en personas jóvenes.

Cómo se detecta: Aparece rigidez al despertar, que mejora con el comienzo de la actividad.

Síntomas: Dolor, deformidad y limitación de los movimientos de las articulaciones. Normalmente la inflamación es mínima. Mejora con el calor.

Algunos estudios indican que un ochenta por ciento de las personas de más de 50 años sufren de artrosis.

Artritis reumatoide
Es una enfermedad degenerativa que aparece cuando el cuerpo ataca su propio tejido articular.

Suele aparecer entre los 30 y los 40 años, aunque existen casos de artritis reumatoide infantil. Las partes más afectadas son los hombros, codos, muñecas, caderas, rodillas y pies.

La lesión producida se encuentra en la membrana sinovial de las articulaciones, aunque a veces puede alterar otras estructuras. También puede afectar varias articulaciones y se produce simétricamente en ambos lados del cuerpo.

Cómo se detecta: El dolor y la inflamación aumentan con el esfuerzo y se alivian con el descanso. Mejora con el frío.

Síntomas: Aparece inflamación en una o en más de una articulación y esto provoca dolor, enrojecimiento, hinchazón, rigidez y movimiento limitado.

Causas de la inflamación de una articulación
Pueden ser:

-Fractura ósea.

-Infección en la articulación o infección generalizada que afecta la articulación.

-Enfermedad autoinmune: artritis reumatoide, lupus…

-Desgaste y deterioro general de las articulaciones.

Normalmente, la inflamación desaparece después de que la lesión ha sanado, se ha tratado la enfermedad o se ha eliminado la infección.

Principales factores de riesgo de enfermedades articulares
-Sobrepeso.

-Lesión previa de la articulación afectada.

-Utilización repetitiva de la articulación.

Para mantener la salud articular
Los problemas articulares-Realizar ejercicio. Es importante para mantener la flexibilidad de las articulaciones y la firmeza de los músculos que las rodean. Además, fortalece el hueso y el tejido de las articulaciones y alivia el dolor. Caminar, nadar, ir en bicicleta y los ejercicios de estiramientos son los más adecuados. Es recomendable evitar ejercicios de impacto que sobrecargan las articulaciones, como aeróbic, correr o deportes de competición.

-Seguir una alimentación alcalina. La nutrición es fundamental para mejorar la salud articular. Si comemos alimentos que generan una sangre ácida, habrá mayor tendencia a presentar enfermedades. Para conseguir un buen estado de salud es importante seguir una alimentación que nos proporcione una sangre alcalina y oxigenada.

-Bajar de peso si se tiene sobrepeso. Las articulaciones, como por ejemplo la de las rodillas, están continuamente expuestas a la carga de peso. Cuanto mayor sea el peso de la persona más carga soportará la articulación de la rodilla. Los tejidos que componen la articulación están constituidos para aguantar una cantidad de carga determinada. Si la persona presenta sobrepeso, estará excediendo la carga fisiológica para la que han sido diseñados estos tejidos y, por lo tanto, pueden verse afectados y sufrir daños, a veces, difíciles de solucionar.

El dolor. Nutrientes esenciales específicos
El dolor es el síntoma que más afecta a las personas con problemas articulares. Normalmente se trata con supresores del dolor, como son los antiinflamatorios no esteroideos junto con otros medicamentos que precisan de receta médica. Los antiinflamatorios constituyen uno de los principales tratamientos de las enfermedades reumáticas como son la artritis reumatoide, la artritis crónica juvenil, la gota… Por su capacidad de disminuir el dolor (efecto analgésico) también se utilizan para la artrosis y el dolor muscular. Sin embargo, muchos de estos medicamentos producen efectos secundarios desagradables y pueden volverse ineficaces con el tiempo. Los antiinflamatorios no esteroideos actúan principalmente inhibiendo las ciclooxigenasas.

Muchas personas que sufren de dolor articular recurren a los fármacos supresores de la inflamación como son estos antiinflamatorios no esteroideos. Aunque en un principio parece aliviar los síntomas, esta terapia farmacológica no mejora el proceso degenerativo e incluso, muchas veces, puede ocasionar efectos secundarios como la inhibición de la reparación del cartílago y la aceleración de su destrucción.

Otra opción es la terapia nutricional. Las constantes investigaciones han descubierto que la suplementación con nutrientes esenciales específicos proporcionan alivio al dolor y restauran la funcionalidad. Por ejemplo, el colágeno es un nutriente esencial para la salud de las articulaciones, ya que es la parte del cartílago que le da forma, flexibilidad y fuerza. Además, con el paso de los años y dependiendo del estilo de vida de cada uno, se pierde la capacidad de producir colágeno, lo que provoca la aparición de síntomas de rigidez y poca flexibilidad en las articulaciones.

Es recomendable la suplementación nutricional para ayudar a aliviar el dolor de las articulaciones, reducir la inflamación y la hinchazón, mejorar la función y, en algunos casos, reparar el daño:

1.Para mejorar el dolor y la inflamación.
1.1.Sauce. Durante varios siglos, diferentes culturas reconocieron el efecto beneficioso de algunas plantas para mitigar el dolor, entre ellas, la corteza del sauce, rico en salicina.

1.2.Cúrcuma. Ha sido utilizada desde la antigüedad por poseer propiedades desintoxicantes, antitumorales y antiinflamatorias. Está comprobado que la cúrcuma actúa como desinflamatorio y calmante del dolor. Posee las mismas propiedades antiinflamatorias que la cortisona y el ibuprofeno, pero sin sus efectos secundarios.

1.3.Boswellia. Esta hierba oriental ha sido ampliamente utilizada por su acción antiinflamatoria y antitumoral. Su principal componente activo, el ácido boswell, inhibe la síntesis de leucotrienos, sustancias metabolizadas por el organismo en el origen de un proceso inflamatorio.

1.4.Harpagofito. Este antiinflamatorio natural disminuye los depósitos de ácido úrico. Es adecuado para el tratamiento de la gota y los problemas de articulaciones derivados de una acumulación de cristales de ácido.

1.5.A nivel local. Podemos aplicar la crema de árnica o el aceite de árnica, un excelente remedio para aliviar el dolor y la inflamación de las articulaciones y también los musculares. Produce un aumento de calor en la zona.

2.Para asegurar la nutrición articular. Complejo rico en glucosamina y condroitina. Estos nutrientes participan en el mantenimiento del conjunto del tejido conectivo. La condroitina es uno de los principales componentes estructurales de la matriz extracelular. Existen estudios en los que se demuestra que la suplementación con condroitina mejora los procesos inflamatorios y los síntomas en pacientes con artrosis. La glucosamina reduce las alteraciones del tejido conjuntivo y mejora los procesos inflamatorios. Parece ser que su acción reside en la síntesis de proteoglicanos, lo que mejora la estabilidad de las membranas celulares.

3.Para ayudar a frenar la osteoporosis. El hueso es una parte viva que está en constante regeneración. A lo largo de la vida crecen nuevas células óseas para mantener un hueso en buen estado y más fuerte. Es importante suministrar suficientes minerales para evitar que los huesos se vuelvan débiles y se fracturen, y así mantendremos lejos la osteoporosis.

4.Para mejorar la energía y el descanso. Complejos vitamínicos y proteínas. Todos sabemos que cuanto más estrés peor trabaja el intestino. En este sentido, muchas personas alivian sus síntomas si mejoran su descanso y se liberan del estrés con mayor energía.

5.Para mejorar la salud intestinal. Muchas personas con problemas articulares, sobre todo en caso de artritis reumatoide, presentan hiper-permeabilidad intestinal y un desajuste de la flora bacteriana. Esta situación hace que entren con mayor facilidad moléculas grandes y toxinas hacia el interior del organismo, que se depositan en el tejido conjuntivo. Este ensuciamiento general del organismo puede desencadenar cristales de ácido úrico, que se acumulan en las articulaciones. Si mejoramos la permeabilidad intestinal y la flora bacteriana evitaremos la entrada de antígenos y sustancias tóxicas.

Hábitos nutricionales
Para mejorar la salud articular es fundamental cambiar los hábitos nutricionales y conseguir una alimentación que nos ayude a mantener una sangre alcalina. Desafortunadamente, hoy en día hay muchos factores que acidifican el organismo: el consumo de carnes, lácteos, azúcares refinados, medicamentos, productos químicos; el estrés sostenido, el exceso de ejercicio físico o respirar aire contaminado, todos estos factores condicionan la aparición de enfermedades.

En la actualidad, la sofisticación y el refinado de materias primas utilizadas en la industria alimentaria han hecho que cada vez sea más difícil aportar al organismo sustancias de importancia vital como el zinc, el calcio, el magnesio… Estos nutrientes esenciales son vitales para evitar que el organismo presente carencias. La acidificación de los tejidos corporales es uno de los primeros síntomas carenciales apreciables, al que seguirán otros más graves si no se toman medidas.

Qué pasa cuando el organismo presenta una acidificación. El cuerpo intenta neutralizar el exceso de acidez utilizando las propias reservas de sales minerales; al mismo tiempo, elimina el exceso de ácido por la orina e incrementa el ritmo respiratorio. Cuando esta situación se mantiene en el organismo durante mucho tiempo se desencadena un estado de agotamiento y debilidad del propio cuerpo, ya que se han utilizado las propias reservas de nutrientes esenciales para neutralizar el exceso de acidez y se ha forzado la función de los órganos, que han estado trabajando continuamente para contrarrestar los efectos negativos de este exceso de ácido.

Los problemas articularesQué podemos hacer para alcalinizar la sangre. En primer lugar es fundamental masticar bien cada alimento, además de que así se mezclará mejor con la saliva, que es alcalina. El ejercicio moderado también ayuda a alcalinizar el organismo. Sobre todo si se practica al aire libre y si lo acompañamos de una respiración adecuada. El estrés sostenido es el principal enemigo del organismo, ya que conduce a la liberación de catecolaminas, hormonas suprarrenales que producen residuos metabólicos ácidos. Para evitar la acumulación de ácidos es importante llevar una vida ordenada y sin estrés. También es importante no cenar tarde.

Alimentos que acidifican el organismo
-En general son todos los “blancos”: lácteos y derivados, azúcares, harinas, pastas, arroz refinado y otros cereales refinados… Productos elaborados con estos ingredientes como, por ejemplo, los productos de pastelería, pan…

-Bebidas gaseosas. Contienen mucho azúcar.

-Aceites refinados. En la técnica de refinado se utilizan procesos químicos y físicos con la adición de disolventes orgánicos y antioxidantes artificiales, de los cuales se obtiene un aceite de cocina neutro, estable y claro, pero sin las cualidades nutritivas de un aceite virgen.

-Proteína animal. Carne, pollo, cerdo.

-Sal común y vinagres.

-Fruta. Aún siendo alcalina, la fruta acidifica. Solo alcaliniza en aquellas dietas muy acidificadoras ricas en carne, harinas refinadas, lácteos, alimentos salados…

-Carnes. Se ha visto que las dietas ricas en carne pueden agravar las enfermedades articulares. Una de las razones podría ser por el elevado contenido en ácido araquidónico, a partir del cual el organismo produce eicosanoides, sustancias que provocan reacciones inflamatorias.

-Lácteos. Pueden llegar a ser responsables de la actividad inflamatoria de la artritis.

Precaución: Consumir en exceso patatas, tomates, berenjenas o pimientos puede generar acumulación de solanina en las articulaciones. Por tanto, las personas con problemas articulares deben evitar el consumo de este grupo de alimentos porque tienen tendencia a acumular cristales en las articulaciones.

Alimentos que alcalinizan el organismo
-Cereales integrales de procedencia ecológica. Algunos cereales integrales son ligeramente acidificadores, por eso, para ayudar a alcalinizarlos, es recomendable cocerlos con un trozo de alga Kombu o sal marina.

-Pan integral, pan germinado.

-Proteína vegetal.

-Legumbres.

-Verduras.

-Sal marina, sal del Himalaya, condimentos con algas. Gracias a su elevado contenido en minerales, las algas producen un efecto alcalinizador de la sangre y, por tanto, ayudan a depurar el organismo y eliminan los efectos ácidos propios de la dieta moderna.

-Vinagre de arroz, vinagre umeboshi.

-Alimentos ricos en silicio y gelatinas. Bambú, cola de caballo, zumo de aloe vera…

Qué es cada cosa
Cartílago. Es el tejido que recubre los extremos de los huesos en una articulación. Permite que los huesos se deslicen uno sobre el otro y ayuda a absorber los golpes del movimiento. El cartílago articular es importantísimo para mantener nuestras articulaciones en buen estado y permitir una movilidad correcta y una buena amortiguación. Hace que el contacto entre los huesos durante el movimiento sea suave, y el roce, pequeño. Para que nuestro cartílago esté en buen estado es importante aportarle colágeno, para proporcionar dureza y resistencia, e hidratación, para proporcionar flexibilidad y elasticidad.

Líquido sinovial. Es un fluido viscoso y claro que se encuentra en las articulaciones. Es rico en ácido hialurónico y contiene pocas proteínas. Este líquido es fundamental para reducir la fricción entre los cartílagos y otros tejidos en las articulaciones, y ayuda a lubricarlas y acolcharlas durante el movimiento.

Tejido conjuntivo. También llamado tejido conectivo. Participa en la función primordial de sostén e integración sistémica del organismo. El tejido conjuntivo participa en la cohesión o separación de los diferentes elementos tisulares que componen los órganos y sistemas y también se convierte en un medio logístico a través del cual se distribuyen las estructuras vasculonerviosas. El tejido conjuntivo agrupa diversos subtipos de tejidos.

Glucosaminoglicanos. Son moléculas de azúcares (glucosa) unidas a proteína (amina) que se incorporan al tejido conjuntivo y constituyen los tejidos de soporte de las vísceras, huesos, articulaciones y piel. Las fórmulas más utilizadas en suplementación son glucosalinas (sulfato de glucosamina, glucosamina hidroclórido), sulfato de glucosamina y condroitín sulfato. Encontramos fuentes ricas en glucosamina en: cola de caballo, bambú, cartílago de tiburón, alga dunaliella salina, gelatina hidrolizada, roca silícea.

Colágeno. Con los años perdemos la capacidad de producir colágeno, y por eso a menudo padecemos de rigidez y poca flexibilidad en las articulaciones. El colágeno es una proteína que forma fibras (fibras de colágeno); actúa como una cuerda que mantiene unidos muchos tipos distintos de tejidos. Se encuentra en la piel, en los tendones, en la cornea, en los huesos, ligamentos, músculos, tracto digestivo… Es un componente básico para el correcto funcionamiento en el cuerpo. Forma una especie de red alrededor y a través de cada órgano del organismo. Proporciona elasticidad en la piel y en el resto de estructuras.

Marsan Universitas

Envía a un amigo o a la red social:
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • BarraPunto
  • Bitacoras.com
  • BlinkList
  • blogmarks
  • BlogMemes Sp
  • Blogosphere News
  • Global Grind
  • Internetmedia
  • LinkaGoGo
  • LinkArena
  • LinkedIn
  • Linkter
  • Live
  • Meneame
  • MisterWong
  • muti
  • MyShare
  • MySpace
  • Netvibes
  • NewsVine
  • Ratimarks
  • Scoopeo
  • Segnalo
  • Simpy
  • Socialogs
  • Spurl
  • Technorati
  • ThisNext
  • Tumblr
  • TwitThis
  • Upnews
  • Webride
  • Wikio
  • YahooMyWeb
  • Yigg
  • Tipd
  • Yahoo! Buzz
  • description
  • description
  • eKudos
  • Kirtsy
  • Xerpi
  • Fark
  • Wykop
  • E-mail this story to a friend!
  • Print this article!

Si usted disfrutó con la lectura, recuerde que siempre puede suscribirse a nuestro RSS feed.

Etiquetas: articulaciones, artritis, artrosis, cuerpo, dolor, huesos, lesiones, nutrición

Posiblemente también le interesará:

Un comentario »

  • Eliseo dice:

    Aporto algunas experiencias referente a la artrosis de rodillas y columna vertebral… Padezco desde hace treinta años artrosis, he participado en una serie de terapias, a las finales llegué que ningún fármaco y terapia me calmaba el dolor; me matuve diez años con picadura de abejas que es la apitoxina: fue efectivo. Descubrí que la glucosamina + cordrasan son buenos ya que fortalece los catílagos y es un poderoso analgésico, descubrí que la combinación de la miel y la canela molida es muy efectivo, no solamente para artrosis, para todo proceso inflamatorio del organismo; además consumo cloruro de magnesio diario. He superado al 90% mi incapacidad, ahora puedo llevar mi vida rutiinaria normalmente, agradezco a Dios por encontrar la solución para la artrosis y otras patologías. Puedo decir que he sanado de la arritmia cardíaca, sané de la bradicardia, la presión arterial se normalizó al 95%, etc…, ningún médico receta este tratamiento natural. El que no crea no lo haga, atentamente.

¡Deje su opinión!

Agregue un comentario, o el trackback de su propio sitio.
Usted puede también suscribirse a esta discusión en concreto vía RSS.

-Sea agradable y respetuoso con los demás.
-Mantenga un cierto orden al expresarse y la corrección ortográfica al escribir.
-No se salga del tema. No se tolerará el spam.

Usted puede utilizar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Su imagen asociada al perfil se activará automáticamente.
Para conseguir su propio avatar de reconocimiento global, por favor regístrese en Gravatar.